Impresionante fiera!

El año 1958 se presentaba en Santa Cruz de Tenerife alentador, poco a poco iban dejándose atrás algunas de las penurias económicas y privaciones que se habían originado antaño. El parque automovilístico local, aunque algo vetusto, se renovaba con las nuevas unidades que se importaban de los diferentes mercados europeos. Tal es así que 1957 se cerró con la TF-11688, y si le sumamos las 1.060 matriculaciones de 1958 la cifra total llegó a la TF-12748.

Pues de entre esas 1.060 unidades una de ellas nos llamó poderosamente la atención, ya que se trataba nada más y nada menos que de un Jaguar deportivo modelo XK150. Este modelo no solo fue estelar entre la gama de la fábrica inglesa de Coventry, sino que marcó todo un hito en la historia del automovilismo deportivo. Sus líneas redondeadas, como un avanzado de su tiempo en aerodinámica, junto con la elegancia de las mismas, hacían de este ejemplar una preciada pieza para las carreras, al mismo tiempo que un agradable vehículo para paseos. Venía equipado con un motor de seis cilindros en línea de 3.500 cc, llantas de radio de dieciséis pulgadas, frenos hidráulicos a las cuatro ruedas, sistema eléctrico Lucas de doce voltios, longitud total de 4.496 mm y una tara de 1.435. Es lo más notable de su carta de presentación. La Jaguar Cars Limited mantuvo en producción este modelo desde el año 1957 a 1961, siendo sustituto del anticuado XK 140.

Los intereses de la compañía Jaguar estaban depositados en el prestigioso importador Domingo Alonso, con domicilio central en Las Palmas de Gran Canaria, quien importaba además de estos coches otras marcas de conocida solvencia mecánica. Aún hoy en día nos sigue pareciendo increíble el esfuerzo mercantil del caballero Alonso Jiménez, pero, a pesar de todos los inconvenientes habidos, él mismo supo solventarlos con la típica tenacidad que le caracterizó, y gracias a eso hoy podemos decir que Tenerife contó con un impresionante y único ejemplar XK 150.

La historia de nuestro XK 150 se inicia el día 4 de agosto de 1958, fecha en la que la Agencia de Aduanas Salvador Vázquez Crespo despacha este hermoso descapotable dos plazas, el cual venia amparado bajo la licencia de importación DT-27590, en donde también se refleja que su precio ascendía a la cantidad de 1.241 libras esterlinas, con siete chelines. Una vez cumplimentado este trámite administrativo, fue el conocido y recordado amigo Manuel Mendoza Tellis, apoderado de la empresa Domingo Alonso quien recibe este bello ejemplar, cuyas oficinas se encontraban por aquel entonces en la calle San Francisco, 9, 4° piso. La gran distancia de la fecha de su importación y la de su matriculación nos hace pensar que esta unidad no vino ya con propietario prefijado, y si esta hipótesis es así más mérito para su importador.

Por fin, ya se aproximaba la fecha en que nuestro Jaguar XK 150 comenzara a rodar por nuestras calles, ya que el día 22 de diciembre de 1958 el ayudante del ingeniero José de la Vega Artiach reconoce dicho ejemplar y le autoriza a que le sea concedida sus correspondientes placas de matrícula, hecho que se produce definitiva­mente el día 30 de diciembre bajo la TF-12742, siendo inscrito a nombre de "Hernández Suárez, Sociedad Anónima", con domicilio social en la plaza Isabel II, n° 2, quienes lo adquirieron a su agente en esta el día 13 de diciembre de 1958. Es una lástima que en la actualidad no sepamos nada más de este maravilloso modelo, como de otros tantos Jaguar que se han esfumado en el tiempo.

www.fotingosdecanarias.es.vg   Pediódico EL Día 17/5/11